Porque el Miedo es Malo Para la Salud

Que dirías tu, si te digo que cuando nacemos solo le tenemos miedo a dos cosas: a caer y a los ruidos fuertes. El resto de los miedos los aprendimos por las creencias, la educación, la sociedad y la cultura en la que crecimos.  Ser más espiritual no significa no tener miedo. Por supuesto, que debemos trascender esos miedos que nos estancan, que no nos dejan avanzar, pero el hecho de que aparezcan no es algo malo. El miedo te da la oportunidad para avanzar, para expandir tus conocimientos, para crecer espiritualmente y para fortalecer tu carácter. El miedo no es en sí lo que puede conducir a problemas de salud graves, sino nuestra incapacidad para superarlo o escapar lógicamente de él cuando nos involucramos en él voluntariamente.  El daño a largo plazo por miedo puede dañar nuestro cerebro, sistema cardiovascular, sistema digestivo y provocar envejecimiento prematuro o muerte súbita. El impacto de la exposición crónica al miedo también se asocia con trastornos mentales como depresión clínica, trastorno de estrés postraumático, desequilibrio hormonal, ansiedad y fatiga. 

Hablamos Sobre:

  • los neurotrasmisores y hormonas actúan para cada emoción
  • ¿cuánto poder le das a tus miedos?
  • ¿cuál miedo le das tu poder, al que te estanca o al que te protege?
  • mi experiencia 
  • cinco principios de confianza
  • ser consciente de que piensas y cuestionarte
  • ser compasivas con nuestras necesidades y honrarlas
  • vivir en certeza
  • miedo reduce la inmunidad

Si deseas sentirse vibrante, con más energía, perder peso y equilibrar tus hormonas SIN privación, es esencial que apoyes la salud de tu hígado y tus intestinos a diario.

Esto no es difícil de lograr

Asegurarte de beber agua cada día, ingerir verduras verdes, obtener fuentes de proteínas de calidad, eliminar el azúcar y descansar y relajarte lo suficiente: estos hábitos, practicados a diario, son las cosas que crean REAL y duraderos resultados.

Y seamos sinceras, ¡no son tan difíciles de hacer!

Solo tenemos que hacer de ellos una prioridad y comprometernos con ellos diariamente. Justo como cepillarte los dientes. Hazlo un hábito y antes de que te des cuenta, estarás haciendo estas cosas sin tener que pensar en ellas.

El problema radica cuando descuidamos por completo nuestra salud, nuestra dieta, dejamos de hacer ejercicio, acumulamos el estrés y asumimos mucho más de lo que podemos manejar. Las hormonas del estrés aumentan, aumenta el peso, comienza la fatiga y antes de que te des cuenta, te sientes de la patada, apenas puedes subir las escaleras y ni siquiera puedes reconocer a la persona en el espejo.

Todas tenemos algún problema con las hormonas, la salud intestinal o la resistencia a la insulina en algún nivel, solo algunas más que otras.

Secciones de Coaching Sintonía Saludable

  • Si me has estado siguiendo desde hace algún tiempo, sabes que todo se trata de ayudar a las mujeres equilibrar sus hormonas y perder peso de una forma consciente y amorosa con comida deliciosa y un protocolo adecuado a la condición que padezcas. Mi programa de Sintonía Saludable: son secciones de coaching 1-1.  Un protocolo exclusivo de salud y de estilo de vida que está diseñado para ayudarte a salir del modo de supervivencia, para que puedas resolver tus síntomas y volver a disfrutar y vivir la vida que tanto haz trabajado en construir. Es un método paso a paso para restablecer tu metabolismo y tu equilibrio hormonal.

Deja un comentario

Ir arriba